ARTÍCULO · #TendenciasEnEventos

Lectura de 3 minutos

RECONOCIMIENTO FACIAL: Un antes y un después en la seguridad y control en eventos

En 2018, una de las tendencias que, sin lugar a dudas -entrará con más fuerza en la industria de eventos- será la apuesta por los dispositivos de reconocimiento facial, teniendo un gran impacto en la gestión de invitados.

Toda una revolución que ya han comenzado a utilizar algunas compañías y que aportará, sin lugar a dudas, rapidez, control y sobre todo, algo que buscamos cada vez más los organizadores: Seguridad

El reconocimiento facial ya se ha incorporado en diferentes industrias con mayor o menor profundidad. En eventos, nos encontramos en  los inicios. En España tenemos casos como el de la compañía Live Nation, que ha invertido y comenzado a utilizar Blink Identity, para el acceso a sus conciertos.

Pero ¿Qué nos aporta realmente el reconocimiento facial?. Podemos medir, a diferentes niveles, las prestaciones que nos ofrece esta tecnología:

CONTROL DE MULTITUDES

Dejando atrás otros procedimientos de registro como formularios y plantillas, check-in e inscripciones se podrán llevar a cabo de forma inmediata gracias a la aplicación de este dispositivo; la manera más rápida y segura de comprobar la asistencia a un evento.

SEGURIDAD

Los dispositivos de reconocimiento facial también tendrán gran incidencia en temas de seguridad,  identificando a los asistentes que puedan amenazar el correcto desarrollo de un acto.  Esta práctica ya ha sido utilizada en diferentes tipos de eventos con grandes resultados.

PHOTO TAGGING

Existen interesantes aplicaciones alimentadas por reconocimiento facial que los profesionales de eventos deben aprovechar; eventos que evolucionarán hacia una mayor presencia visual en los medios de comunicación social.

La inclusión de esta y otras nuevas tendencias será la nota predominante en 2018 (un año que será muy dinámico en eventos); y las nuevas tecnologías de reconocimiento facial deberán marcar las líneas del evento moderno profesional; una respuesta a muchos de los problemas a los que la industria se enfrenta.