Lectura de 3 minutos

Los eventos ganarán importancia en 2019

El próximo año traerá consigo un notable incremento en la celebración de eventos. Éstos se centrarán especialmente en la experiencia del asistente y en la innovación tecnológica. La tendencia a la “festivalización” sigue apuntando fuerte de cara al 2019.

Es evidente que los eventos se han convertido en el escaparate ideal para mostrar la imagen de la marca al exterior y generar experiencias. No sólo entre los asistentes si no alcanzando a una masa más amplia de gente. La digitación y los entornos sociales hacen de los eventos una herramienta fortísima de marketing que trasciende de la experiencia offline. Conscientes de esto, las marcas y organizaciones van a aportar fuertemente por ellos durante 2019. Según el informe anual de CWT Meetings & Events, multinacional líder en eventos, se prevé que aumenten entre un 5% y un 10%.

Teniendo claro que apostar por eventos de marca será un acierto, te damos algunas claves de cómo serán los eventos durante 2019:

Innovación tecnológica

La creación de experiencias creativas será uno de los factores claves en los eventos del próximo año: realidad virtual y aumentada, medios social e inteligencia artificial, entre otros, comienzan a ser una realidad y existen multitud de empresas que ofrecen estos servicios para reuniones y eventos.  

La digitalización ayudará a la realización y planificación del evento, facilitará la obtención y posterior análisis de datos y mejorará enormemente la experiencia para los asistentes en mucho sentidos. Además, la utilización de herramientas de reserva online (OBTs) facilitará en gran medida el transporte de grupos. Esto se realizará mediante la utilización de plataformas de registro para que los asistentes tengan acceso a vuelos, hoteles, etc.

“Festivalización” de la experiencia

La “festivalización” de la experiencia y el hacer partícipe al asistente serán factores clave. Nos encontramos en una era en la que todo comunica y en la que elegir el lugar idóneo para nuestro evento resulta crucial para transmitir las sensaciones y el efecto deseado. Se trata de lograr más que un evento, una experiencia. Para ello, se estudian exhaustivamente las sensaciones que la organización pretende que experimente el asistente. Asimismo, la experiencia previa al evento se centrará en ofrecer contenido de interés que sea capaz de crear expectación antes y durante el evento mediante contenidos adicionales al evento en sí: comunidad en redes sociales, talleres, material audiovisual, etc. Todos estos factores prestarán especial atención a la seguridad y organización de grandes multitudes.

El lugar donde celebrarlo cobrará más importancia siendo un punto clave en la “festivalización” de la experiencia. La creatividad será la principal aliada en la selección de estos lugares de ensueño. Casas en los árboles, islas, terrazas en azoteas y hoteles con vistas asombrosas se ofrecen cada día más para la celebración de encuentros.

Seguridad y ciberseguridad

Por otro lado, las principales preocupaciones que mantienen en vilo a los organizadores de eventos son la seguridad, la ciberseguridad y la protección. La tecnología por reconocimiento facial se ha hecho eco de la importancia de éstos aspectos proporcionando un mayor grado de tranquilidad de cara al correcto desarrollo de nuestro evento. Pese a que en España esta iniciativa aún se encuentra en sus inicios, compañías como Live Nation han sido pioneras en esta tendencia que ha comenzado a desarrollarse en el acceso a sus conciertos. Sin duda alguna, ésta será una de las tendencias que resultará una apuesta segura de cara a la gestión de los invitados de cualquier evento.

Ciudades preferidas

A pesar de que los datos del estudio mencionado muestran que en líneas generales la celebración de eventos y reuniones aumentará de forma genérica, es cierto que hay ciudades que llaman especialmente la atención de los organizadores. Localizaciones como Londres, Berlín o París, no fallan. Y dentro de nuestro país, Madrid y Barcelona no cenden su puesto aún a otras ciudades. Madrid, en concreto, a pesar de no estar situada en el TopTen del ranking de 2019, cuenta con el Madrid Marriott Auditorium Hotel & Conference Center que puede presumir de ser el tercer mejor hotel de Europa por su espacio para reuniones. Madrileño también es el Meliá Castilla que ocupa el cuarto lugar en la misma categoría.